La gestión de datos, un aspecto fundamental para una campaña exitosa

Definir correctamente el público objetivo es crucial antes de llevar a cabo una campaña para lanzar un producto comercial, anunciar determinados servicios, concienciar a la población, etc. Una buena base de datos es un elemento muy útil para saber a “quién” se quiere llegar, y así crear acciones efectivas y a bajo coste.

Factores como la creatividad, la innovación, la búsqueda de la diferenciación respecto a la competencia son muy valorados antes de realizar una campaña. Aunque dedicar tiempo, esfuerzo y dinero en estas áreas puede ser ineficaz si no se conoce al receptor, las necesidades de este, sus gustos, tendencias, inclinaciones, aspectos emocionales, etc.

Una buena base de datos, bien gestionada, puede aportar soluciones tanto a nivel interno como externo. Su gestión permite centrar las estrategias en el tipo de cliente al que se quiere llegar siendo muy útil para realizar campañas de mails, buzoneo o redes sociales.

La gestión de datos ha dado lugar a las estrategias CMR (Customer Relationship Manager), estas acciones tienen como base el cliente y todo lo relacionado con él. Las plataformas CMR se dedican a estudiar y segmentar los datos de los receptores a los que se dirige una compañía para posteriormente realizar campañas que personalicen el mensaje y no generen rechazo.

Para obtener estos datos, los gestores de las campañas CMR realizan estudios muy exhaustivos de antiguos y posibles clientes o receptores, desarrollan pruebas a nivel interno, estudian acciones llevadas a cabo por otras compañías e intentan “ponerse en la piel” de la persona que recibirá la información.

Todas estas acciones tienen como principal objetivo diferenciarse de las múltiples opciones que ofrece el mercado, buscar que el receptor se identifique con la información que se le envía, por ello, cada vez más empresas se están animando a contratar a gestores de bases de datos y estrategas CMR.

Utilidad a nivel interno

La gestión de datos también se utiliza para mejorar el funcionamiento interno de una empresa u organización. Sirve principalmente para mejorar aspectos como la comunicación entre los diferentes miembros, ayudan a gestionar la agenda, evaluación del equipo de trabajo o valoración de beneficios y pérdidas.

También juegan un papel fundamental en el estudio de anteriores campañas, sirviendo de guía para saber en qué aspectos mejorar en futuras acciones. Todo esto puede ayudar a mejorar la productividad de una compañía y evaluar qué medidas tomar para mejorar los beneficios.

Seguridad y confidencialidad, aspectos claves en la gestión

Almacenar los datos de forma segura es una labor indispensable para evitar ciberataques, o pérdida de información confidencial de la empresa y clientes que puede generar importantes problemas a corto, medio y largo plazo. A continuación se exponen Algunas de las recomendaciones para proteger una base de datos:

En primer lugar es importante revisar toda la configuración, para así controlar si existe algún hueco de seguridad en la base, para ello es importante verificar aspectos como la instalación de la misma, su sistema operativo o comprobar que la propia base de datos se ejecuta bajo versiones tienen cierta vulnerabilidad.

Otras acciones que se pueden tomar son limitar el acceso a ciertos usuarios, evaluar la fragilidad de la seguridad de la base de datos. En caso de que se decida realizar controles de endurecimiento, realizar pruebas de seguridad desde varios dispositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *