Seguridad en verano

El verano es sinónimo de vacaciones, entre junio y septiembre la mayoría de las empresas se toman su descanso estival, antes de cerrar temporalmente se deben dejar todos los cabos atados, pero uno especialmente, la seguridad.
Al final de cada verano aparecen noticias de ladrones o bandas organizadas que esperan el cierre temporal de las empresas para ejecutar sus robos. En esta entrada ofrecemos una serie de consejos, tanto a nivel logístico como informático, para proteger una empresa durante las vacaciones.

Actualmente la mayoría de las empresas guardan su información en ordenadores y dispositivos móviles, por ello es indispensable cuidar la ciberseguridad. Por este motivo la primera medida que se debe tomar es realizar Buck-up (copias de seguridad) de toda la documentación y archivos que sean de importancia para la empresa para así mantener toda la información confidencial en caso de robo o incidencia.

El segundo consejo es revisar que todos los sistemas operativos de la empresa cuentan con las últimas actualizaciones de seguridad, muchos hackers o piratas informáticos aprovechan la debilidad de los sistemas o apps de la empresa para controlarlos y extraer datos. Otro aspecto que se debe cuidar es la confidencialidad de las contraseñas, lo ideal es que estén memorizadas por los miembros de la empresa y que en caso de que sean transmitidas a otros trabajadores se haga a través de una conversación telefónica o en directo, nunca se deben dejar anotadas en un lugar visible.

También es importante tener en cuenta donde y a través de qué canal se está accediendo a los documentos de la empresa, por ello hay que tener cuidado con las redes wifis y los ordenadores públicos, ambos son presa fácil para los ciberdelicuentes que pueden acceder a datos de la empresa si anteriormente se ha abierto el correo, el dropbox o alguna otra plataforma que contenga datos relevantes.

Controlar el correo electrónico, las cuentas corporativas son una de las “víctimas favoritas” de los ciberdelincuentes, por ello los trabajadores no deben abrirlas en sitios públicos, utilizarlas con fines personales, y sobre todo, abrir y contestar correos con remitentes desconocidos.

Finalmente es recomendable guardar en lugares seguros todos los dispositivos móviles pertenecientes a la empresa, así como protegerlos con contraseñas seguras y confidenciales. Estos aparatos pueden mantener información confidencial muy atractiva para ciberdelincuentes.

Seguridad a nivel logístico

Además del apartado digital, también recomendable proteger el “sector analógico” de la empresa, es decir evitar que haya robos de material, documentación o entradas inesperadas en la sede de la organización. En primer lugar hay que cuidar los elementos externos, por ejemplo, contar con alguien que vacíe el buzón de correos, el hecho de que esté lleno indica que no se encuentra nadie en la empresa.

No publicar las fechas de cierre o descanso, solo informar de ellas a personas cercanas y de confianza. Tampoco se deben dejar bajadas todas las persianas ni dejar las luces apagadas durante muchos días, esto es un indicativo de que no hay nadie en la empresa. Se recomienda dejar una iluminación mínima de bajo consumo e intermitente.

Otro aspecto a tener en cuenta es cuidar los canales de comunicación. En primer lugar bajar el volumen del teléfono y desviar las llamadas, un teléfono sonando durante horas indica que la empresa está vacía. En segundo lugar, las redes sociales, antes de iniciar las vacaciones es recomendable programar una serie de publicaciones, no publicar nada durante semanas indica que no hay actividad en la organización.

Por último es esencial contar con un buen sistema de alarmas y videovigilancia que sea un elemento disuasorio para bandas que pretendan asaltar la sede y que además registre todo lo que ocurre. Actualmente la mayoría de sistemas de este tipo se pueden controlar desde un dispositivo móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *